EL CABALLERO DE OLMEDO. Noviembre Compañía de Teatro en el FESTIVAL DE TEATRO CLÁSICO DE CHINCHILLA

Tipo de evento :

Teatro Clásico


Precio :

Precio único: 25 € (consultar abono, abono joven y abono transporte en taquilla) Abonos a la venta del 21 al 25 de mayo, entradas individuales desde el 28 de mayo.


Duración :
100 minutos.
Publico :
Todos los públicos
Lugar :
Claustro Mudéjar del convento de Santo Domingo. Chinchilla de Montearagón
Venta de entradas :
· Taquilla del Teatro Circo, de 10 a 13 horas, de lunes a viernes. · Taquilla del centro comercial Albacenter, de 10:00 a 22:00 h. de lunes a sábado. . Oficina de Turismo de Chinchilla: (C/ Obra Pía, 1) Martes a domingo de 9:45 a 13:45 h. Jueves, viernes y sábado de 17:00 a 20:00 h. · Una hora antes en la taquilla del lugar de cada representación. ** Todos los niños y niñas pagarán su localidad en los espectáculos infantiles/familiares. Según las normas de seguridad cada persona deberá disponer de una butaca. *** Se recomienda que los menores de hasta 1 año no asistan a ningún espectáculo del Festival de Teatro Clásico de Chinchilla, así mismo, para los menores de hasta 6 años, se aplica la misma recomendación para los espectáculos que no tengan carácter infantil/familiar.

La historia de El caballero de Olmedo es muy española: un hombre joven, guapo y capaz, que se distingue de los demás por su nobleza y valentía es asesinado por envidia, muerto como un perro por la pura desesperación de un incapaz. La envidia, esa lacra tan española, tan atemporal.

jueves, 28 de junio de 2018
22:30 h.

Reseña

Detalles

El Caballero de Olmedo es una de las obras más líricas de Lope, y una de las que mantienen con más entereza el aliento trágico, tan raro en el dramaturgo madrileño. Sin embargo se trata de una tragicomedia, ya que aunque maneja elementos trágicos reconocibles como la fuerza del destino o el destino trágico del héroe, también conserva elementos pertenecientes a la Comedia Nueva.


Se suele situar su escritura alrededor de 1620 aunque su impresión es posterior a la muerte del Fénix de los Ingenios. Permanece prácticamente desconocida para el público hasta que Menéndez Pelayo la edita a finales del XIX. Su regreso a los escenarios de manera permanente se produce en el siglo XX, siendo hoy en día una de las piezas más apreciadas del repertorio barroco español.


Las fuentes para su redacción —ampliamente estudiadas por Francisco Rico— debieron ser el cantarcillo y el baile, conocidos por un público que acudía al teatro sabiendo el desenlace y sin embargo deseoso de escuchar la historia de nuevo en boca de los comediantes.


ARGUMENTO


Don Alonso, apodado El Caballero de Olmedo, llega con su criado Tello a las fiestas de Medina y conoce a Inés, una joven de cuya belleza y personalidad queda prendado. Para lograr conseguir su amor se hace con los servicios de una alcahueta llamada Fabia, que logra entrar a la casa de Inés y hacerle llegar una carta del enamorado caballero. 


Don Rodrigo, pretendiente de Inés, comienza a sospechar que el desdén de esta proviene del caballero foráneo y su odio crece con cada encuentro; decide pedirla en matrimonio. Entretanto el Rey se va aproximando al pueblo, de cuyas fiestas ha escuchado hablar. 


La ida y venida de cartas a través de Fabia tiene su efecto. Los amantes, ya declarados y seguros de su amor, deciden evitar las pretensiones de Rodrigo, así Inés fingirá que quiere ingresar en un convento. Fabia y Tello se convierten en asiduos de la casa como profesores de religiosidad y latín y el amor continúa entre los jóvenes. 


Las ferias de Medina llegan a su momento álgido, y la corrida de toros resulta decisiva: no solo Alonso se luce delante del monarca, sino que salva la vida de Rodrigo. Al finalizar las fiestas don Alonso decide regresar a Olmedo a ver a sus padres, pero don Rodrigo, apostado con hombres en el camino, asalta al caballero y lo mata de un disparo a traición. Tello, al descubrir el crimen vuelve a Medina a pedir justicia y el rey, tras escuchar al criado condena a los culpables.

Compañía

Detalles

Noviembre Compañía de Teatro estrenó en otoño del 2017, en el teatro Calderón de Valladolid, un espectáculo con el que vuelve a sus raíces originales, escenificando una de las grandes obras del repertorio del Siglo de Oro español: El caballero de Olmedo de Lope de Vega.


Entretanto la actividad de la compañía continúa con las giras de los espectáculos La ruta de don Quijote de Azorín y Ricardo III de William Shakespeare.


De esta manera continuamos consolidando nuestra actividad desde 1995, interrumpida durante el paréntesis de siete años motivado por el nombramiento en el año 2004 de nuestro director, Eduardo Vasco, como director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, cargo que ocupó hasta septiembre de 2011.


Y es que cada vez que, como compañía, decidimos impulsar la realización de un proyecto ocurre algo similar: repasamos lo hecho hasta el momento, miramos alrededor, tomamos el pulso a nuestra vitalidad y decidimos. De esta forma, nos gusta trabajar en dos vías bien diferenciadas: una que parte del repertorio clásico universal y otra en torno a la dramaturgia contemporánea.


La ruta de Don Quijote ha sido el último espectáculo en nuestra línea de representar textos contemporáneos. La compañía apostó desde sus inicios por los autores más interesantes del panorama Nacional: Yolanda Pallín, de la que estrenamos Hiel, Tierra de nadie, Lista negra, y Los motivos de Anselmo Fuentes; Borja Ortiz de Gondra, con Dedos; y el estreno de Algún amor que no mate, de Dulce Chacón, que fue la continuación lógica del trabajo alrededor de nuestra dramaturgia nacional más inmediata. Hedda Gabler de Ibsen, Camino de Wolokolamsk de Heiner Müller y Final de Partida de Samuel Beckett han sido las apuestas por el repertorio contemporáneo internacional.


En relación al repertorio clásico, hemos decidido volver a Lope. En nuestras últimas temporadas hemos llevado a escena cinco títulos de William Shakespeare: Hamlet, Noche de Reyes, Otelo, El mercader de Venecia y Ricardo III; y creemos que ya es hora de volver con nuestros clásicos, tan presentes en lo que denominamos "primera etapa clásica", en la que escenificamos títulos de Lope de Vega como No son todos ruiseñores, La fuerza lastimosa y La bella Aurora.


Toda esta experiencia constituye una de las líneas de trabajo más estables del teatro español contemporáneo tanto por la solidez del tándem compuesto por Yolanda Pallín y Eduardo Vasco como cabezas creativas de la compañía, como por la labor en la producción de Miguel Ángel Alcántara y el equipo de actores y colaboradores que conforman cada proyecto.

Ficha Artístico / Técnica

Detalles

Intérpretes:


Don Alonso: Daniel Albaladejo
Tello: Arturo Querejeta
Don Rodrigo: Fernando Sendino
Don Fernando: Rafael Ortíz
Doña Inés: Isabel Rodes
Doña Leonor: Elena Rayos
Fabia: Charo Amador
Don Pedro: José Vicente Ramos
El Rey - Músico: Antonio de Cos


Ayudante de dirección: Daniel Santos


Música y Espacio Sonoro: Eduardo Vasco


Iluminación: Miguel Ángel Camacho


Vestuario: Lorenzo Caprile


Escenografía: Carolina González


Versión y Dirección: Eduardo Vasco


Producción: Miguel Ángel Alcántara


Página Web :
http://noviembreteatro.es/en-cartel/el-caballero-de-olmedo/