SCARLATTI - ANDRÉS ALBERTO GÓMEZ, clave – FEMUBA 2020

Tipo de evento :

Música


Precio :

12 €


Duración :
60 minutos
Publico :
Todos los públicos
Lugar :
Teatro Circo
Venta de entradas :
Taquilla del Teatro Circo, de 10 a 13 horas, de lunes a viernes y 1 hora antes de la representación. · Taquilla del centro comercial Albacenter, de 10:00 a 22:00 h. de lunes a sábado. · Información grupos: entradas.cultural@dipualba.es · Reserva de localidades para usuarios con movilidad reducida : 967193630, de Lunes a Viernes, de 10 a 13 horas. ** Todos los niños y niñas pagarán su localidad en los espectáculos infantiles/familiares. Según las normas de seguridad cada persona deberá disponer de una butaca. *** Se recomienda que los menores de hasta 1 año no asistan a ningún espectáculo en el Teatro Circo de Albacete, así mismo, para los menores de hasta 6 años, se aplica la misma recomendación para los espectáculos que no tengan carácter infantil/familiar.

Sonatas Scarlatti por Andrés Alberto Gómez

martes, 28 de enero de 2020
20:00 h

Reseña

Detalles

Es indiscutible que la camaradería que fluyó entre Domenico Scarlatti y María Bárbara de Braganza estuvo siempre sustentada por la música, por el clavecín. Si verdaderamente María Bárbara pudo tocar al clave cualquiera de las sonatas es indudable que nos encontramos ante una verdadera virtuosa, mi opinión es que no debió de ser exactamente así. La princesa tenía bajo su servicio a Scarlatti como maestro de música, no solo para recibir sus enseñanzas sino también, y quizá sea lo más importante, para escucharle
tocar el clave. Scarlatti al lado de Fernando y María Bárbara, unos príncipes tremendamente atraídos por el arte quienes incluso a veces acompañan a Farinelli desde el clave, lo tenía todo; instrumentos, tiempo, tranquilidad y aprecio por parte de sus mecenas, de su “amiga” María Bárbara. En el caso de que la princesa hubiera tenido esas tremendas dotes técnicas para tocar al clave las sonatas más complicadas, seguramente también se hubiera valido de esa destreza para componer algunas piezas, o al menos para que ese virtuosismo hubiera quedado plasmado en alguna crónica contemporánea, y no es el caso. “esta reina posee todos los primores de la música” es lo que apunta Feijoo en una de sus Cartas eruditas, y por “primores” se pueden entender muchas cosas.

Si las sonatas se compusieron al gusto de la princesa, o para que ella las tocara, o simplemente como fruto de la producción de Scarlatti sobre la que la princesa elegía qué interpretar, es algo que nunca sabremos. Scarlatti componía sus sonatas según le indicaba su espíritu e inspiración, y la princesa, más que tocar un gran número de ellas, en la mayoría de los casos debió contentarse escuchándolo tocar su música.

Compañía

Detalles

ANDRÉS ALBERTO GÓMEZ